Te detallamos una serie de consejos que le puedes realizar a tu bebé afectado por la costra láctea.

• Masajearle el cuero cabelludo suavemente con los dedos o con un cepillo suave para aflojar las escamas y mejorar la circulación en el área.

• Lavarle el cabello diariamente con suavidad y utilizando un jabón suave, mientras se presenten las escamas. Después de que las escamas hayan desaparecido, el cabello se le puede lavar dos veces por semana.

• Asegurarse de enjuagarle bien el cabello para que no queden restos de jabón.

• Peinarle el cabello con un cepillo limpio y suave después de cada lavada y varias veces al día.

• Si las escamas siguen siendo un problema o una preocupación o si el bebé parece incómodo y se rasca la cabeza, es necesario acudir al pediatra, quién puede prescribir una crema o una loción para aplicarle en el cuero cabelludo varias veces al día.

Dejar una respuesta