El culito de nuestro bebé es una de esas partes delicadas que debes cuidar con mucho cuidado. Hasta los dos años aproximados, los bebés suelen ir acompañados del pañal y pueden tener algún que otro problema. el contacto con heces y orina, la humedad y la fricción con los pañales suelen causarles irritaciones. Por ello, en bebés y embarazos os vamos a dar algunos consejos para cuidar el culito de vuestro bebé.

bebe

Consejos para cuidar el culito del bebé

  • Debemos cambiar el pañal del bebé a menudo. Debemos revisar el pañal de nuestro hijo cada rato para ver si se ha hecho pipí o caca. Así, no pasará mucho tiempo desde que haya hecho sus necesidades y prevendremos una irritación.
  • Utilizar pañales extra-absorbentes reduce la frecuencia y la severidad de las irritaciones en la zona.
  • Mantener al bebé limpio. No sólo debemos darle un baño cada día si no, cada vez que le cambiamos el pañal, debemos lavarle con agua y jabón o pasarle una toallita.
  • En niñas, siempre debes limpiarlas de delante hacia atrás, para que los gérmenes del ano no entren en la vagina.
  • Los niños suelen hacerse pis y mancharse la tripa, muslos y nalgas. Por ello, limpiaremos siempre todas estas partes.
  • Si el pequeño presenta irritación, es recomendable prescindir del pañal, si es posible, algunas horas al día.
  • Las cremas de pasta con óxido de zinc son muy recomendables para aplicárselas tras cambiarles el pañal. Por otro lado, los polvos de talco no son recomendables.
  • Lava tus manos antes y después de cambiarles el pañal.
  • Si el bebé tiene una irritación y no se le quita, lo mejo será que lo lleves al pediatra.

Dejar una respuesta