Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con más consejos para aquellos padres primerizos.

Se que el primer hijo hace que nos preguntemos por muchas cosas, sobretodo cuando los últimos meses del embarazo acechan y durante el primer mes después del parto.

Por ello hoy dejo estos consejos, perfectos para todos esos padres primerizos. La información es la mejor herramienta.

bebe

Cambiarles los pañales sobre una superficie es más cómodo para que la espalda del padre no sufra.

Antes de poner un nuevo pañal, hay que limpiarle con suavidad y secarle muy bien, procurando que no quede nada de humedad entre los pliegues de la piel.. pues a lo largo puede producir irritaciones.

Durante las primeras semanas se le puede bañar en el lavabo y no es necesario hacerlo todos los días, pues puede ponerse malito al coger frío. Conviene colocar un protector para no golpearle accidentalmente contra el grifo. También puede usarse una bañerita.

Para limpiarlo, en principio bastaría con el agua tibia. Evitando el uso de jabones en los primeros días y más adelante haciendo uso de productos con ph neutro. os polvos de talco están desaconsejados: podría inhalarlos.

Si tu hijo es más grande y ves que tiene algo de miedo a la bañera, podemos sentarle desnudo sin nada de agua, darle algún juguete y luego ir llenando la bañera poco a poco.

Al bañarle, hay que cerrar primero el grifo del agua caliente y después el de la fría. Así, evitamos que si el grifo gotea, le caigan gotas de agua muy caliente.

La herida del cordón umbilical no necesita un vendaje especial mientras cicatriza. Se puede bañar al pequeño, con cuidado de no mojar esta zona y luego hemos de secarla muy bien evitando cualquier humedad.

Los recién nacidos han de estar más abrigados que otros niños, pero tampoco en exceso pues se pondrán a sudar y pueden sentirse mal.

En los primeros meses es normal que el pequeño tenga las manos y los pies un poco fríos. Pero si la piel a la altura de los omóplatos o la tripa está caliente y seca, significa que no tiene frío.

Durante los primeros meses la cabeza del bebé, necesita siempre un apoyo pues el cuello no está desarrollado para mantener el peso.

Cuando lo tengamos en brazos, hay que sostenerla en todo momento con suavidad pero con firmeza.

Por último, os comento que las uñas de los bebés crecen muy rápido. El mejor momento para cortárselas es cuando duermen profundamente utilizando tijeras especiales.

Foto: foxnews

Dejar una respuesta