Estuvimos hablando sobre las espaldas rectas y sanas en los niños, y los problemas en la columna que pueden ocasionar las posturas incorrectas. Si tu hijo se queja de dolor de espalda, no dejes de vigilarle para no poner en riesgo su salud futura. Te ofrecemos ciertos consejos a tener en cuenta.

1.-Llevar la mochila escolar en un solo hombro puede provocar escoliosis. Por eso, tenemos que enseñara nuestros hijos que usen los dos tirantes, que deben ser anchos, acolchados y ajustables para adaptar la mochila a la estatura del niño. Esta siempre debe quedar alta y pegada a la espalda, en su parte superior. Sin embargo, no tenemos que ajustar demasiado los tirantes, para que no presionen excesivamente los músculos de la zona, ni interfieran en la circulación sanguínea.

2.-Respecto a la mochila carrito, es una opción menos recomendada porque la fuerza que hace el niño al tirar, no es uniforme, sino que normalmente carga más de un lado que de otro. Además son mucho más incómodos para subir o bajar escaleras.

De hecho, según estudios realizados, se aconseja más el uso de la mochila que el del carrito, ya que éstos pueden ser más incómodos para subir o bajar escaleras. La fuerza que el niño hace al tirar del carrito no es uniforme, sino que carga normalmente más de un lado que de otro. Además, estos carritos no suelen ser aceptados por los niños más mayores y adolescentes.

Dejar una respuesta