Si tienes un bebé con reflujo y quieres aliviar sus malestares, aquí dejo algunos consejos que te vendrán estupendamente. Lo más importante es que lleves a tu hijo al médico. Un buen profesional, te dará la evaluación del pequeño. Le hará las pruebas pertinentes y descartará otros motivos o enfermedades.

Un bebé con reflujo suele vomitar fácilmente y tendrá muchas molestias. Un buen consejo es probar a cambiar la leche que toma. Puede que radique en su alimentación. Un bebé con reflujo puede que tenga que tomar algún tipo de jarabe, recetado por el médico. Respeta el horario de ingestión y el tiempo del mismo.

niña
Fuente: kids and 50mm

A veces el problema está en la leche de la madre. Si tu bebé echa la leche y cada vez come menos, es conveniente llevarlo al médico. Puede que tu leche no sea lo mejor y haya que preparar una fórmula especial para tu hijo. No te preocupes, esto es más común de lo que puede parecer.

Otra cosa que puedes hacer es vigilar el peso de tu bebé. Es normal que los niños regurgiten o que vomiten el exceso de alimento. Pero hay que vigilar si el niño baja de peso o no. Si está más delgado y no engorda, en la medida de lo normal, debes llevalo al pediatra. Este signo indica que los vómitos quizás no sean por exceso de alimento.

Por último, algunos consejos más que puedo dar es que no les des mucha comida del tirón, es mejor en pocas dosis. Por otro lado cuando pongas a tu bebé en la cuna, hazlo de lado para dormir. Intenta que tu hijo siempre duerma de lado. Además te comento que hay cojines especiales, que se pueden comprar, para que tu hijo no se mueva y coja otra postura. ¿Tiene reflujo tu bebé? ¿Qué consejos aportarías?

Dejar una respuesta