Consejos para un padre primerizo

bebe-a-upa-de-papa.jpg

Como al comienzo del camino de la paternidad, para el padre puede resultar un poco difícil insertarse en la dupla formada por la mamá y el bebé. Pero sucede que, salvo la lactancia, mamás y papás comparten todas las tareas del cuidado y crianza del recién nacido. Existen  algunos estrategias que pueden ayudarte en ésta nueva etapa de tu vida:

LEER: Todo el material especializado le será muy útil para entender las necesidades del bebé, las etapas que atraviesa y cómo puede ayudarlo en su maduración.

ESTAR: Es importante que intente estar presente lo más que pueda en la casa y alrededor del hijo, incluso poniendo un poco entre paréntesis las propias actividades. Cada instante después de volver del trabajo o durante los fines de semana será muy valioso para construir un vínculo con el hijo.

PRACTICAR: Nadie nace sabiendo, ni siquiera los padres. Así que habrá que practicar hasta conseguir bañar bien al bebé o ponerle los pañales. Esta práctica también lo ayudará a interpretar y satisfacer las necesidades del hijo.

FORMAR PARTE DEL EQUIPO: Que la mamá le de amamantar, al bebé no implica que el papá no haga nada. Puede llevárselo, hacerlo eructar o descansar entre mamada y mamada y, luego, cambiarlo. Trabajar en equipo mejora la relación con el hijo, pero también con su pareja.
 

Ir arriba