bebe

Sea cual sea la causa que la provoque, la diarrea o gastroenteritis obtiene del organismo grandes cantidades de agua y de ella muchos minerales esenciales que habrá que reponer

CONSEJOS BÁSICOS:

–Mucho líquido: Evita el zumo de manzana, pera y uva blanca; poseen un alto contenido con fructosa y sorbitol, lo cual favorece la diarrea en niños pequeños con dificultad para digerirlos. Opta por el zumo de limón rebajado con agua y un poco de azúcar. Su poder antibacteriano, sus numerosas vitaminas y, sobre todo, sus propiedades astringentes, le ayudarán a combatir la diarrea.

Arroz: Dale todo el arroz hervido que quieras. Es un alimento rico en almidón de fácil digestión y astringente. También son ricos en almidón la zanahoria cocida, las patatas y la sémola.

–Sopa milagrosa: La sopa de cereales, es tan eficaz como las fórmulas comerciales de rehidratación oral que encuentras en la farmacia. Coge una taza de cereal precocido de arroz en polvo para bebé. También puedes usar otros cereales como la avena o la crema de trigo, pero deberán ser precocidos, sino tendrás que cocinarlos primero y luego diluirlos hasta que sean bebibles. Mezcla el cereal precocido con dos tazas de agua y una pizca de sal. No hay problema en poner más cereal del indicado, la sopa puede quedar todo lo espesa que quieras. Dale la papilla a cucharaditas y poco a poco para evitar el vómito.

–Grosellas: La grosellas negras tienen propiedades anti-laxantes y son muy eficaces contra la diarrea. Las infusiones de grosella negra también son beneficiosas. Otra fruta milagrosa son los arándanos azules secos en el caso de la diarrea infantil. Puedes preparar una sopa con 10 g de arándanos secos. Esta fruta tiene un alto contenido de antocianósidos, los cuales matan las bacterias, incluida la E.coli, causa más común de la diarrea.

–Yogur: Es el alimento más seguro para prevenir la diarrea, eso sí, siempre en niños mayores de un año. La razón es que el yogur no da albergue a los microorganismos causantes de la diarrea, mientras que la leche y el caldo, por ejemplo, son un verdadero paraíso para estas bacterias.

Dejar una respuesta