Nuevos consejos de seguridad para padres con pequeños que tienen tos y mocos:

En el Reino Unido, los medicamentos que habitualmente se usan para combatir síntomas de resfriado común como la tos y el exceso de mucosidad y que contienen antihistamínicos en su formulación dejarán de recomendarse o prescribirse a niños menores de 2 años. La iniciativa es consecuencia de la publicación de una revisión de seguridad efectuada por la Agencia Reguladora de los Medicamentos y Productos Sanitarios de ese país, según la cual en esta edad existe un alto riesgo de uso incorrecto de dichos fármacos.

Dado que los bebés son muy pequeños, son más susceptibles al efecto de una sobre dosificación accidental. No te preocupes si has administrado este medicamento a tu bebé, porque la revisión sólo hace referencia al riesgo por sobredosis y si hubiera sido el caso, habrías notado los efectos en ese momento. Siempre que se le administre un medicamento a un niño hay que hacer una consulta previa con el pediatra.

Estas son las recomendaciones actualizadas sobre el tratamiento de la tos y la congestión nasal en niños menores de 2 años:

1- Bajarles la temperatura con paracetamol o ibuprofeno. Si tiene tos, lo mejor es un antitusivo simple en jarabe, con glicerol, miel o limón.

2- Para los bebés que, debido a la mucosidad, tengan dificultades para lactar, lo mejor es lavarles las fosas nasales con suero salino o aguas de mar.

3- Los descongestionantes en forma de crema para friegas o inhalación también pueden aliviar la congestión nasal. En este caso, consulta con tu pediatra.

 

 

Dejar una respuesta