La dieta de la mayoría de los niños y jóvenes españoles presenta importantes carencias de nutrientes básicos entre los que destaca el déficit de vitamina D. La infancia es un momento crítico para el desarrollo óseo en el que el Calcio y la Vitamina D cumplen un papel fundamental, pudiendo repercutir su déficit negativamente en su crecimiento y salud futura.

  • ¿Por qué es tan importante la vitamina D?

Se trata de una vitamina indispensable para que el intestino pueda absorber el calcio necesario para la óptima mineralización de los huesos. De hecho, según diversos estudios, un consumo de las cantidades diarias recomendadas de vitamina D contribuye a una mejor absorción del calcio.

  • ¿Cómo aportar Vitamina D a nuestros hijos?

La exposición solar es la principal fuente de obtención de vitamina D. Sin embargo, el sol no es suficiente, y más ahora que debemos protegernos de sus efectos nocivos. En concreto, sólo con aplicara los niños una crema protectora de factor 8 durante el verano, el organismo ya no absorbe la vitamina D6.

La vitamina D también se obtiene a través de la dieta. Actualmente, para niños se recomienda un aporte dietético diario de 800 mg de calcio y unas 200 Ul (unidad internacional de farmacología) de vitamina  D7,8. A través de los productos lácteos,: como mejor absorbemos el calcio qu necesitamos. Se recomienda tomar como mínimo 500 mililitros de leche (4 vasos de leche al día) o el equivalente en productos lácteos (5 yoghourts o 150gr de queso de bola, manchego o en porciones), para conseguir de unos 800 a 1.200 miligramos de calcio. Asimismo, los quesos frescos semidesnatados tipo petit enriquecidos con vitamina D son un sistema fácil, efectivo y delicioso para que los niños tomen la cantidad diaria recomendada de esta hormona.

Información extraída del Programa NUSA (Nutrición y Salud)

 

Dejar una respuesta