Existen algunos alimentos que no debemos comer durante el embarazo ya que podrían dañar nuestro feto. Otros, por el contrario, son muy beneficiosos para nuestra salud y la de nuestro futuro bebé. La mayoría, sin embargo, son beneficiosos si los consumimos variados y siguiendo una dieta ejemplar. Con una buena alimentación estaremos cuidando nuestra salud, la de nuestro bebé y cuidaremos nuestro físico. Así, lo tendremos más fácil tras el parto. alimentacion

Existe una importante relación entre la dieta materna y el desarrollo neurológico del feto, por ejemplo: se conoce que una alimentación deficiente en ácido fólico puede ocasionar defectos en la médula espinal. La correcta alimentación también contribuye a evitar un trabajo de parto prematuro, al equilibrio emocional y a la recuperación corporal después de dar a luz. Uno de los consejos para mantener una dieta bien balanceada es no comer demasiado de cada uno de los grupos de alimentos, ya que se necesita variedad para obtener adecuados suplementos de proteínas esenciales, minerales y vitaminas.

Los lácteos, las carnes rojas, el pollo, los huevos, los cereales y sus derivados, las frutas y hortalizas… son alimentos que no deben faltar. Debemos tener especial cuidado con los pescados que comemos, como os comentábamos esta semana en un post anterior, ya que muchos tienen mercurio  y puede ser peligroso. Pocos períodos de la vida exigen tanto cuidado en la elección, cantidad y calidad de los alimentos que se ingieren. Es necesario un estricto control médico en cada caso particular evitando de esta manera el problema del sobrepeso.

Dejar una respuesta