La leche materna se compone de agua, proteinas, grasas, lactosa, minerales y vitaminas, que se encuentran en la concentración adecuada para el óptimo crecimiento del bebe. La leche materna contiene todo lo que el niño necesita durante los primeros meses de vida. Lo protege frente a muchas enfermedades, tales como catarros, diarreas, otitis, etc., mientras el bebe esta siendo amamantado; pero tambien le protege de enfermedades futuras como las alergias, enfermedades inmunitarias, etc. y favorece el desarrollo intelectual.

Las proteinas de la leche materna son específicas del ser humano y por ello no son alergenicas. En estudios recientes se ha observado tambien que la leche materna tiene probioticos, que contribuyen a reforzar el sistema inmunitario de tu bebé. Si no puedes darle el pecho a tu bebe, no te agobies. Hoy en día existen formulas infantiles en el mercado que se acercan cada vez mas en cuanto a composición a la leche materna y cubren a la perfección las necesidades de los lactantes, permitiendo que crezcan sanos y fuertes. En estos casos el pediatra, te indicara la leche mas adecuada para tu bebé.

Dejar una respuesta