Los bebés alimentados con leche materna suelen evacuar después de las tomas y sus heces suelen ser amarillentas y con una consistencia pastosa. En cambio, los bebés alimentados con biberón suelen presentar unas las heces amarillas más pálidas, de consistencia dura y más seca que las anteriores, y la frecuencia es de 2-3 veces al día.

En general, podemos decir que el estreñimiento es la emisión de deposiciones infrecuentes, duras y de escaso volumen.
En nutrición infantil, los expertos consideran que hay estreñimiento cuando los lactantes alimentados con leche materna tienen menos de dos deposiciones diarias, y en los alimentados con leches infantiles, cuando tienen menos de tres deposiciones a la semana.

Las frutas en general son ricas en fibra aunque unas más que otras. En casos de estreñimiento es mejor darle fruta fresca. Dependiendo de los meses que tenga un niño, le podrás dar unas u otras. Si ya tiene 4 meses, se le puede dar zumo de naranja. Si tiene unos meses más y come de todo, le puedes dar kiwi, ciruela, melocotones, etc.

Dejar una respuesta