Para facilitar los primeros pasos de tu bebé, lo primero que debes tener en cuenta es despejar la habitación de obstáculos dejando solo algunos muebles que le sirvan de apoyo. Verás que poco a poco, tomándose de los muebles, conseguirá dar sus primeros pasos.

Dentro de sus reflejos primarios:

  • Marcha automática: sosteniendo a bebé por las axilas en posición vertical, mueve los pies como  si quisiera caminar. Desaparece entre los dos y los cuatro meses.
  • Cervical tónico asimétrico: acostado  sobre su espalda, gira la cabeza hacia un lado y mantiene los  brazos estirados arriba. Desaparece sobre el tercer mes.
  • Prensión palmar: si le colocamos un objeto en la mano, intentará cerrarla. Desaparece a partir del cuarto mes.
  • De succión: al colocar un objeto en los labios se provoca la succión. Persiste hasta los dos meses.
  • Prensión plantar: rozando la parte posterior del dedo pulgar del pie, se flexionar todos los dedos. Hasta los nueve meses.

Dentro de los reflejos secuandarios:

  • Reflejo de Landau: Con el bebé suspendido en posición dorsal, el tronco se endereza, la cabeza se eleva, y pies y brazos se extienden. Aparece sobre el cuarto mes y desaparece sobre el décimo. Su ausencia puede indicar problemas de parálisis cerebral.
  • Reflejo del paracaídas: Con el bebé sujeto por los costados boca abajo, si se lo inclina bruscamente hacia adelante reacciona extendiendo los brazos y abriendo las manos. Aparece entre los seis y los nueve meses. Su ausencia puede indicar lesión neurológica..

Dejar una respuesta