-

Cuidados corporales durante el embarazo

La piel sufre múltiples y variados cambios durante el embarazo debido a los cambios hormonales que tienen lugar en esta etapa.  La piel requiere un cuidado especial durante el embarazo por su sensibilidad.  La mayoría de las mujeres embarazadas piensa que durante su embarazo sólo le salen estrías, sin embargo, también aparecen manchas, picores en abdomen y senos, y varices,  así como otros no tan frecuentes como uñas blandas y quebradizas, acné, vello, etc.

Las manchas más comunes durante el embarazo es un trastorno de la piel  que provoca su oscurecimiento en la zona central del rostro, especialmente en aquellas mujeres con la tez oscura. Aparece en la segunda mitad del embarazo y suelen aparecer en la cara. Es muy importante prevenir este tipo de manchas porque son irreversibles.  En partes como el cuerpo, el cuello, el ombligo e incluso los genitales, se pueden formar  pigmentaciones. En el cuello son muy comunes unos puntitos rojos, conocidos como hemangiomas..
Debido a los cambios hormonales, en algunas mujeres cambia el tipo de piel: secándose, apareciendo granitos, etc. Por ello, debe acudir al dermatólogo para que nos ayuden con las cremas que nos vendrían bien.  Las estrías son línesa de piel atrófica, resultado de una ruptura de la dermis provocada por un estiramiento de la piel debido a los aumentos de volumen del cuerpo.  Durante el embarazo aparecen primero en la pared abdominal y luego en las mamas. Son complicadas de prevenir pero se recomienda hidratar la piel con cremas hidratantes.

El pelo mejora durante el embarazo aunque en tras el parto, la caída se acentúa. Para evitar que esto ocurra en exceso, es necesario controlar el nivel de algunos minerales como el hierro en sangre. El hierro también es fundamental para que las uñas no se debiliten.  Una medida de nutrición que ayuda a mantenerlas en forma, es realizar baños de 20 minutos en aceite de oliva templado y utilizar regularmente cremas hidratantes para mantener la cutícula y la queratina de las uñas flexible.

También te puede interesar:
La hidratación de los bebés en el verano
También te puede interesar:
Tu embarazo paso a paso en el móvil

Las varices son muy frecuentes en las mujeres embarazadas por el aumento de presión que produce el feto en la circulación venosa.  Los síntomas son pesadez, cansancio,otros.  Para prevenir su formación no debemos permanecer demasiado tiempo de pie o sentadas para que la circulación de la sangre fluya.  Pasear de manera habitual y hacer un poco de ejercicio evitará la aparición de varices.

La protección frente a los efectos nocivos del sol es la otra clave para el cuidado de la piel, especialmente la del cutis que está expuesta en verano e invierno. La hidratación es otro paso fundamental. Durante el embarazo la piel se estira y es necesario que esté bien hidratada para mantenerla flexible. La higiene debe ser adecuada, no excesiva porque podría dañar el manto de protección de la piel. Para los genitales deben utilizarse geles íntimos.

 

Imagen: mi manual del bebe

 

 

Lo último...

¿Qué regalar a una embarazada que sea práctico y bonito?

Cuando estamos pensando en regalar algo a una embarazada ya sea que esté celebrando su cumpleaños, un baby shower, Navidad, o simplemente queremos darle...

Juegos esenciales para el desarrollo físico y mental

Los juegos infantiles son esenciales para la evolución y el desarrollo físico y mental de los niños. Además de ser las primeras oportunidades para...

Nuevo Bugaboo Bee 6, mas compacto y confortable

El nuevo Bugaboo Bee 6 ya está aquí. Una sillita de bebé que ha sido diseñada para ser más compacta, confortable y fácil de...

¿Qué batidora comprar para hacer papillas para bebés?

Las papillas son muy importantes para los bebés, ya que aportan proteínas y nutrientes, beneficiando su desarrollo. También son una forma de estimular en...

Defensas de los niños: ¿cómo se pueden reforzar?

Para reforzar las defensas en los niños es primordial llevar un estilo de vida saludable, es decir tener buenos hábitos y una dieta equilibrada....
Articulo anteriorLa plagiocefalia
Artículo siguienteLa fimosis del lactante