playa

Cuando vayas a la playa con tu pequeño, aunque haya hecho clases de natación, no podrás bajar la guardia ni un segundo. Es una zona con muchos riesgos potenciales para un niño de corta edad.

Cuidados que debes tener presente:

  • Haz que lleve siempre manguitos hinchables.
  • Es mejor que no juegue con una barca o colchonetas hinchables hasta que sea un poco más mayorcito.
  • Nunca le entierres en la arena, ya que su peso puede impedirle respirar.
  • No permanezcas en la playa más de dos horas (nunca en las horas centrales de radiación solar).
  • No dejes que se bañe hasta que hayan transcurrido unas tres horas desde la última comida o si ha estado mucho rato bajo el sol.
  • Si la diferencia entre su temperatura corporal y la del agua es muy grande, haz que entre en el agua gradualmente.
  • Enseñale a pedir ayuda si se encuentra en peligro.
  • Si le da miedo el agua no le fuerces.
  • Si ha tragado un poco de auga, colócalo de lado para que la expulse.
Compartir
Articulo anteriorEl sexo después del parto
Artículo siguienteMi bebé casi no duerme de día
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta