mamá y bebé

No todas se enfrentan al parto natural, algunas condiciones de salud y complicaciones del embarazo, pueden dar lugar a la necesidad de una cesárea.  Regularmente por doloroso que sea el parto natural, la recuperación es rápida y menos dolorosa que la que corresponde a una cesárea. Hay que tomar en cuenta, algunos cuidados básicos para la cesárea que permitirán a la mujer, sentirse más cómoda y evitar el riesgo de infecciones, muy peligrosas en el período postparto.

Luego de la cesárea, se deberá descansar más que en un parto normal. Por lo que  el médico recomendará un reposo en el hospital de una semana. En el período inmediato a la operación, se mantendrá un ayuno de 24 horas para dar tiempo al organismo para que elimine los restos de la anestesia utilizada. Para ello se hidrata a la paciente con con suero y a partir de esas 24 horas se le administra una dieta líquida, luego una dieta blanda hasta llegar a la dieta normal.

Durante esas 24 horas tampoco se permite levantarse de la cama, porque hay riesgos de mareos. Si los mismos no se presentan o desaparecen, se puede comenzar la higiene con el baño, pero éste no es permitido hasta que cesen los loquios que es la expulsión de sangre posterior al parto. Porque bañarse durante los mismos es un riesgo de infección. En las 48 horas posteriores a la operación de cesárea, se sufrirán algunas molestias por la acumulación de gases resultado de la administración de anestesia.

Para aliviar esta situación se recomienda cambiar de posición cada tanto, para evitar la molestia. En cuanto a la cicatriz que te dejará la cesárea, la misma se irá secando a partir del segundo día y hasta la tercera semana cuando ya no tendrás que preocuparte de la misma. La vuelta a la normalidad, pues, es más lenta luego de una cesárea pero con estos cuidados se puede sobrellevar sin grandes molestias.

¿Ejercitarse? los médicos recomiendan comenzar con ejercicios suaves en casa, y luego ir probando nuevas rutinas siempre teniendo en cuenta si no hay dolor. Una revisión por el médico luego de un mes de la cesárea, confirmará el estado de la cicatriz y la vuelta a la rutina acostumbrada antes de la cesárea. Y aunque estos cuidados pudieran parecer limitantes, no lo son porque igual podrás cargar y amamantar a tu querido bebé.

Imagen: Kids stuff

Dejar una respuesta