Mujer

La salud bucal de la embarazada es muy importante, ya que la gestación es una etapa en la que tienes que prestar más atención a tu boca. Durante los nueve meses,  la flora bacteriana se modifica por la acción de las propias hormonas del embarazo, y en esta etapa es más fácil que puedan aparecer problemas graves o severos como sarro y bacterias. Cuando te cepillas, es probable que sangres y es que tus dientes están más sensibles y pueden estar inflamados por las hormonas. Si estos problemas dentales continúan, deberás acudir al dentista.

La gingivitis, es una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, causada por los restos alimenticios que quedan atrapados entre los dientes. Esta infección es frecuente en embarazadas causada por los efectos a largo plazo de los depósitos de placa. La edad avanzada de la madre, el tabaco y la diabetes son factores que inciden en una posible gingivitis. Si es tratada a tiempo no conlleva riesgos.

El aumento de la prolactina y los estrógenos produce cambios en el organismo de la mujer y también en la boca, provocando que la placa bacteriana actúe con mayor agresividad sobre los dientes y las encías. Se debe prevenir las caries. Aunque hay que seguir hábitos saludables a menudo, durante el embarazo, es muy importante. Ya sabéis que lavaros después de cada comida, pasarte hilo dental, enjuague antiséptico, flúor, entre otras cosas, son importantes para el embarazo. La alimentación también es importante para una boca sana.

 

Dejar una respuesta