El embarazo es un proceso natural que la mujer experimenta en su edad fértil y que le supone cambios, tanto físicos como psíquicos, inevitables y de manera precipitada. Las mujeres deben hacer frente a estos procesos priorizando aquello en lo que pueden mejorar: el estilo de vida. Las actividades cotidianas que antes del embarazo no representan ningún esfuerzo se convierten en costosas y pesadas. Por ello, se recomienda acudir a las clases de preparación al parto.

Las clases de preparación al parto aportan beneficios tanto durante el embarazo, en el parto y en el posparto. En el parto es importante saber realizar una buena respiración para que el oxígeno pueda llegar sin dificultades al futuro bebé. Además, practicar deporte en las clases de preparación al parto es fundamental para tener un buen tono muscular.

Gracias a las clases de preparación al parto la futura madre está menos estresada por la mayor información que recibe de los cursos, por la mejor forma física en que afronta el momento del parto, entre otras cosas. Los cursos son impartidos por profesionales de diferentes especialidades como son las matronas, ginecólogos, ATS, pediatras, puericultoras, psicólogos.

Los cursos deben empezar al quinto mes de embarazo con el fin de asumir paulatina y consecutivamente todos los conceptos del bienestar tanto de la madre como del feto. Se recomienda que tanto la futura madre como el futuro padre acudan al curso juntos y resuelvan todas sus dudas antes de terminarlo.

 

Imagen: ellahoy

 

1 comentario

Dejar una respuesta