Es muy habitual en las mujeres embarazadas sufrir transtornos del sueño; el posible malestar físico, los movimientos del futuro bebé y, como no, el incremento del volumen abdominal.

Por lo general, la comodidad se encuentra durmiendo de lado, pero la posición más recomendada, por comodidad y salud,  es tumbada sobre el costado izquierdo. ¿Por qué? Porque de esta forma se evita que el útero se apoye en el hígado (que está en el lado derecho).

Un pequeño consejo para conseguir la máxima comodidad es poner una almohada en las rodillas e, incluso, utilizar un almohadón triangular especial para apoyar el vientre. Cenar temprano, no beber mucho durante la cena, no tomar café y tomar un baño antes de acostarse son otras recomendaciones que nos ayudarán a descansar mejor.

Visto en abc del bebé

Dejar una respuesta