Dudas y preguntas sobre la diabetes gestacional. La diabetes gestacional, o lo que es lo mismo, la diabetes que se desarrolla durante la gestación sin existir antecedentes previos, es la complicación más frecuente entre las embarazadas.

  • Un temos menor.

La diabetes gestacional no suele estar asociada a malformaciones del feto, ya que suele aparecer en las fases tardías del embarazo, cuando su cuerpo ya está formado.

  • ¿Produce algún síntoma?

La diabetes no se caracteriza por producir síntomas, sino complicaciones, aunque pueden presentarse en caso de hipoglucemias e hiperglucemias (bajadas y subidas de azúcar) severas.

  • ¿Con que regularidad hay que realizar controles?

El endocrino dará la pauta. Inicialmente se suele pedir el control domiciliario de los niveles de glucosa unas tres o cuatro veces al día -que se incrementan o disminuyen en función de los resultados obtenidos-, además de visitas regulares al especialista cada quince días.

  • ¿ Los fármacos pueden afectar al feto?

La mayoría de diabetes gestacionales se controlan con dieta y ejercicio. Pero si la situación requiere pautar insulina, sólo los antidiabéticos orales están contraindicados durante el embarazo.

  • Los daños colaterales

Debido a su gran tamaño, un bebé demasiado grande puede lesionarse los hombros en el momento del parto. Además, tu diabetes puede acarrearle niveles de glucemia muy bajos, problemas respiratorios, mayores posibilidades de padecer obesidad durante la infancia y mayor riesgo de diabetes Tipo 2 en la edad adulta.

  • Tómatelo en serio

Estas son sólo algunas de las razones para tomarse muy en serio la diabetes gestacional. El test de glucosa para detectarla se realiza de forma sistemática a todas las embarazadas alrededor de las 24 semanas, aunque tu médico puede pedir una prueba con anterioridad en función de tus antecedentes y factores de riesgo.

Lo que debes hacer:En caso de detectar signos de diabetes, tendrás que cuidarte. Por suerte, la mayoría de las medidas están en tu mano:

  1. Dieta:Es el principal caballo de batalla. Deberás seguir una dieta baja en grasas, carbohidratos y verduras repartida en unas seis ingestas diarias. Márcate un calendario con menús para todos los días de la semana y no te lo saltes
  2. Ejercicios: los ejercicios cardiovasculares como por ejemplo caminar una hora al día a buen ritmo, son fundamentales para quemar la glucosa que te sobra.
  3. Control: El médico pautará el modo y la frecuencia de las revisiones al margen de los controles rutinarios que sigue cualquier mujer gestante.

1 comentario

  1. La verdad es que hay que tener cuidado porque es normal que se produzca un aumento de los niveles de glucosa durante la etapa del embarazo, por eso, es muy recomendable hacerse controles de vez en cuando.

Dejar una respuesta