bebes_jugando.jpg

LA COMPAÑÍA DE OTROS BEBÉS ENTRE 0-6 MESES

Un bebé de pocos meses no requiere el contacto con chicos de su edad. Pasará tiempo hasta que pueda jugar en grupo. Sin embargo, la mayoría de ellos se sienten atraídos por sus iguales y disfrutan de su compañía: se miran, se sonríen, intentan tocarse…Aunque esto responde más a una curiosidad natural que a un deseo de entablar amistad, supone un estímulo para los pequeños. Pero poder estar con otros bebés, ya que les permite conocer y relacionarse con parejas que tienen problemas similares e intercambiar experiencias. Pero aunque todavía no necesita compañeros de juegos, la presencia de otros bebés puede estimularlo.

catre_cuna.jpg

PASO DEL MOISÉS A LA CUNA

Los bebés se encuentran a gusto en el moisés porque es un espacio reducido y con límites en el que se sienten seguros. Puede dormir en él hasta el tercero o cuarto mes, cuando empiece a quedarle chico. El paso no tiene que ser traumático. A lo mejor, cuando se lo pase a la cuna llore, porque no está acostumbrado. En este caso, hay que acostarlo con seguridad, ya que ellos perciben el estado de ánimo de sus padres y, si nota que ellos  están seguros, él también lo estará.
En caso de que llore, deben ir a tranquilizarlo, pero no volver a acostarlo en el moisés. Hay que tratar de que su cabecita quede cerca de la cabecera de la cuna, para que no se sienta perdido en un espacio tan grande.

Dejar una respuesta