Los pies planos, es un aspecto muy habitual en bebés que comienzan a caminar. Es un motivo muy frecuente de consulta pediátrica, más por la preocupación de los padres que por ser un problemas funcional o doloroso en el niño. No tiene por qué causarle trastornos o alteraciones en la vida futura adulta.

Te recomendamos 5 ejercicios útiles:

1. Enséñale a caminar de puntillas.

2. Proponle algún juego que le obligue a pisar con los talones (como caminar hui¡éndolos en la arena, por ejemplo).

3. Anímale a que monte en triciclo: A diferencia de la bicicleta, los pedales están mas avanzados y el niño solo apoya la punta del pie.

4. Que suba escaleras. Este ejercicio requiere hacer fuerza con las piernas, pero como a estas edades todavía no tienen suficiente envergaduras, el niño apoya la parte anterior del pie para darse mayor impulso.

5. Qué de saltos: es un buen ejercicio para fortalecer los músculos y los ligamentos del pie.

Dejar una respuesta