Estos ejercicios  suaves y precisos te ayudarán a cuidar tu postura y recuperarte de los cambios provocados por el embarazo:

  • Abdominales

Rodar desde la Pelvis: Sentada con las piernas extendidas hacia delante al ancho de las caderas. Inspirar en la posición inicial y exhalar flexionando totalmente la columna formando una letra C. Inspirar rodando hacia atrás hasta la mitad del sacro. Exhalar rodando hacia delante volviendo a la posición inicial. 10 repeticiones.

  • Alinear la pelvis

Cadena Subiendo: Tumbada boca arriba, rodillas flexionadas, piernas paralelas al ancho de las caderas, pies apoyados en la colchoneta. Inspirar en la posición inicial. Exhalar movilizando la pelvis hacia atrás, como apoyando la cintura, y luego ir despegándola del suelo, vértebra a vértebra, hasta los omóplatos. El apoyo no debe ser el cuello. Inspirar manteniendo la columna arriba. Exhalar volviendo a rodar vértebra a vértebra hacia abajo hasta la posición inicial. 10 veces.

  • Alinear hombros

Rotación y balanceo: Tumbada boca arriba, rodillas flexionadas, plantas de los pies apoyadas en el suelo. Rodillas y pies juntos, brazos abiertos en cruz apoyados en el suelo con las palmas hacia el techo. Inspirar llevando las rodillas a un lateral rodando por la pelvis. Crear oposición con el brazo contrario apoyado en el suelo. Exhalar regresando al centro iniciando el movimiento desde las costillas rodando por la pelvis hasta traer las rodillas a la posición inicial. Repetir 5 veces a cada lado.

Dejar una respuesta