prematuros.jpg

Los primeros cuidados posteriores al nacimiento no pueden realizarse en casa, ya que el recién nacido necesita atención especializada, brindada por personal entrenado, y vivir en la incubadora. La incubadora es el útero transitorio del bebé que lo mantiene con el calor necesario (tiene una temperatura constante de 30 grados y una humedad de 80-90%).

¿CUÁNDO RECIBE EL ALTA?: La estancia del bebé en el hospital puede ir de semanas a meses y, en líneas generales, el alta no se le concede hasta que cumple los siguientes requisitos:

• Pesa alrededor de 2.200 gramos.
• Mantiene la temperatura estable fuera de la incubadora.
• Muestra una curva ponderal ascendente (aumento de peso) y se alimenta por la boca sin dificultad.
• Presenta un buen estado de salud.

Una vez que se le da el alta al bebé, es necesario que el pediatra y la enfermera de atención primaria realicen un seguimiento cercano de su evolución, en íntimo contacto con los profesionales del servicio de neonatología del hospital. La familia requiere un apoyo especial en el momento del alta y posteriormente.

Los padres suelen tener un sentimiento de euforia durante las primeras semanas de convivencia con su bebé en el propio domicilio, pero después llega el agotamiento y se pueden sentir desbordados porque su hijo tiene más problemas de los que se pensaban. Es fundamental que la pareja reciba un fuerte apoyo de los profesionales para facilitar la integración familiar y ayudarles a olivar la idea de que el niño es vulnerable.

Dejar una respuesta