banandose.jpgEl baño es un momento muy especial, un momento para compartir en el que tú y tú bebé deben estar tranquilos y disfrutar. Te damos algunos tips para que este momento sea aún más disfrutable. 

• El lugar del baño debe estar a una temperatura agradable y sin corrientes de aire y este debe ser no muy largo ya que el agua se enfría y los bebes no tienen buen control de la temperatura corporal.

Ten todo lo necesario a mano, un jabón neutro o de glicerina de exclusivo uso de tu bebé el que podrás usar en su pelito si no tiene el shampoo adecuado, su toalla, pañal y una mudita de ropa.

Procura tomar el baño como ritual antes de la última hora de la noche, ponle música suave la que repetirás todos lo días. Esto lo ayudará a relajarse lo que favorecerá a su descanso.

• Demuéstrale seguridad al tomarlo. Será muy placentera la sensación de sentir los brazos de mamá sobre su cuerpo. El estará buscando tu mirada permanentemente y en ella debe encontrar paz y amor y así se logrará relajar.

El bebé debe estar con la colita limpia para entrar al agua. Lo primero que le debes lavar es la carita ya que el agua en ese momento está totalmente limpia. Luego sí, procede a higienizar su cuerpito y por último la cabecita.

Ten especial cuidado en sus pliegues lávalos bien y sécalos con delicadeza porque de lo contrario se puede llegar a irritar su delicada piel.

• Siempre recuerda que el baño debe ser un momento agradable para ambos, de relax e intensa comunicación afectiva. Si tú o él están alterados conviene dejarlo para otro momento en el que lo puedan disfrutar.

Dejar una respuesta