dedos

Hay ocasiones en las que el chupete se convierte en el mejor amigo del niño, porque satisface su deseo de succionar, le aporta tranquilidad y le da consuelo en los momentos en los que no puede comer o llevarse objetos inertes a la boca.

 Pero, hay ocasiones en las que no debes dejar que lo use:

  • Aquellos niños que todavía estén tomando el pecho.
  • Los pequeños que tienen problemas para aprender a succionar.
  • Como sustituto de la comida, porque no es un alimento y puede provocar que llore al no recibir lo que quiere.

Si tu hijo ha elegido el dedo como fiel compañero de batallas, debes saber que es mejor que tome chupete porque el dedo facilita las infecciones y, además, retrasa su abandono. El chupete suele dejarse sobre los dos años y medio, pero el dedo se abandona con posterioridad. El dedo cuesta más que lo dejen los pequeños.

1 comentario

  1. Buenos consejos!
    Además aclarar que no necesariamente el bebé que no usa chupete, se chupa el dedo.
    Mis dos pequeños, ninguno quizo chupete y tampoco se han chupado el dedo.
    Un saludo a todos!

Dejar una respuesta