embarazada

Durante mucho tiempo ha existido la incertidumbre, sobre el peligro que puede representar para el feto el que la mujer embarazada se tiña el cabello. Aunque para algunos, los altos estándares de calidad en los productos para teñir el cabello de hoy en día, suponen una garantía; cierto es que, los médicos y algunos expertos recomiendan postergar el teñido del pelo hasta  tiempo después del embarazo, cuando el médico teniendo en cuenta el control materno, recomiende el mismo.

Se sabe que algunos tratamientos para el cabello como los que se usan para las permanentes y los alisados, y también los que emplean keratina deben descartarse totalmente durante el embarazo. El teñido sin embargo es una decisión personal que toda mujer embarazada debe consultar con su médico. Lo mejor es prescindir de ella, y aprovechar para lucir el cabello en la forma natural que seguro también luce y te favorece.

Durante los primeros meses, los cambios hormonales provocan que el cabello luzca más intenso en su brillo, más grueso y que la caída sea menor, algo que puede cambiar en los meses siguientes al sexto mes. Además se debe tener en cuenta que los tintes tienden a provocar una fragilidad que hace que el cabello se caiga y por ello es mejor no recurrir a ello cuando estás esperando un bebé. Si lo que te preocupa es tu belleza capilar puedes recurrir a algunos productos naturales.

Lo mejor es cuidar del cabello como usualmente se hace, sin recurrir al teñido para más seguridad y tranquilidad de la madre. Se puede cortar el cabello y descartar la creencia que existía de que el cortar el cabello, resta nutrientes al feto, ya que los médicos indican que no es así. Aprovecha para descansar de teñidos y tratamientos de cabello, durante la dulce espera.

Imagen: Moda

Dejar una respuesta