bebe

El recién nacido que sostienes en tus brazos, a quien tan sólo estás empezando a conocer, ya te reconoce por tu olor. Incluso en la oscuridad, se volverá hacia ti. Si le estás dando el pecho, esto estimulará tu producción de leche. Como el bebé ya puede identificar el olor de su madre, se vuelve hacia ella para satisfacer su hambre.

Los bebés ya huelen bien de por sí, por el simple hecho de ser bebés. Las mamás desean cuidar a sus hijos con el más mínimo detalle y le echan cremitas, colonia… para que siempre huela bien. Las colonias para bebés son suaves, frescas y dulces. Al elegir una fragancia, recuerda que debe ser natural, hipoalergénica y sin alcohol para que la piel de nuestro hijo no se resienta. El sentido del olfato del bebé comienza a funcionar desde su nacimiento. Por ello, reconoce a sus padres por el olor, mucho antes de lo que pensamos.

Los aromas que crean vínculos emotivos, ya sean buenos o malos, son los que perdurarán en la memoria del niño. Los olores nos trasmiten unos valores y nos suscitan algunos recuerdos, desde que somos pequeños. El bebé descubre y memoriza nuevos olores que pasan a serles familiares. Si quieres que tu hijo tenga un olor inigualable, puedes echarle cremita cuando le des un baño, con un olor que a ti te gusta y que sea adecuado para él; o bien echarle perfume o colonia, que potencian el alma inocente e ingenua del niño.

 

Imagen: nonabox

2 Comentarios

  1. tengo 2 meses de gestación y estaria muy felíz al contar con todo su conocimiento. graciass

Dejar una respuesta