El embarazo de una mujer, es uno de los milagros de la vida, es increíble como una vida se desarrolla en el vientre materno, desde el primer día hasta el último. Los dos primeros meses de gestación, es cuando da comienzo la vida,  cuando el embrión comienza ya su desarrollo más seguro. Pasamos a definir el transcurso de estos dos primeros meses.

En el primero, es cuando óvulo y esperma se unen dando lugar al blastocito que baja por la trompa de Falopio hacia el útero, en donde permanecerá hasta el final del nacimiento. En ese momento, comienza un nuevo ADN, el cual, tomará las características propias del organismo de eses nuevo ser. Es aquí cuando comienza la división celular, unas células formarán la placenta, otras  serán el bebé y se irán creando nuevas que serán las células madre que a la vez crearán otras que serán los órganos del bebé. En este primer mes, se forma el tubo renal, el cual se transformará en el cerebro del bebé y sus ramificaciones en el sistema nervioso.

En el segundo mes, las células cardíacas, ya laten, se puede oír ese incesante latido del embrión. El embrión, comienza a tomar forma. Una cabeza grande, sin cuello, un cuerpo doblado… y comienzan a aparecer los muñones que posteriormente serán los brazos y piernas. El rostro comienza a reflejar hendiduras (nariz, ojos y bocas posteriores) y el cordón umbilical, unido a la placenta, comienza a absorber los nutrientes necesarios que necesita, a través de ella, igualmente desecha lo que no necesita.

Fuente: web del bebé

Dejar una respuesta