suplementos

Muchas mujeres toman suplementos durante el embarazo como puede ser de ácido fólico, de hierro… Uno de los factores que se controlan durante los embarazos, con las analíticas, es el de la cantidad de hierro de la futura mamá. La cantidad de hierro que necesita tu cuerpo aumenta significativamente cuando estás embarazada. El hierro es esencial para la producción de hemoglobina, la proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y que lleva el oxígeno a las otras células.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Melbourne, al suroeste de Australia, consumir dos veces por semana suplementos de hierro, resulta una medida eficaz para las mujeres embarazadas, blindándolas de múltiples complicaciones como aborto o nacimientos prematuros. Todo parece indicar, que consumir complemento de hierro es favorable durante el embarazo, siempre y cuando no se haga en exceso. Sin embargo, un exceso de hierro podría incrementar el riesgo de que el parto sea prematuro y de que el bebé nazca con bajo peso.

El hierro mejora el desarrollo cerebral de los bebes y es esencial para transportar hemoglobina, la cual es una proteína que fija el oxígeno que es transportado tanto en la sangre del feto como el de la madre. La la cantidad de hierro que necesitas aumenta durante el embarazo de 18 a 27 miligramos (mg) por día. Se recomienda que las mujeres embarazadas tomen un suplemento diario de 30 mg de hierro elemental como dosis preventiva.

Dejar una respuesta