La sonrisa de un bebé es un indicio de que todo va bien, incluida la salud de su delicada piel. Una piel como la del adulto, pero más fina y más vulnerable a las agresiones externas. En concreto, la zona del culito es la que presenta una mayor vulnerabilidad por el contacto con caquitas y pipí. Por eso es muy importante proporcionar una especial atención a la limpieza y protección de esta zona para mantener la piel del bebé sana.

El contacto de las caquitas y el pipí con la delicada piel del bebé desequilibra el pH natural de la misma, dejándola expuesta a irritaciones. Por ello debemos limpiar su culito con productos que ayuden a recuperar rápidamente el pH natural de la piel, manteniendo su barrera protectora. Las Toallitas Dodot Sensitive. Ayudan a prevenir irritaciones y rojeces, además de limpiarla suavemente.

¿Por qué es importante recuperar el pH natural de la piel?

  •  Una piel sano protegida tiene un  pH natural de entre 4 y 6. 
  • La mezcla de materia aumeta el pH de la piel de la colita.
  •  Si el pH es superior a 6, la piel es mucho más vulnerable a irritaciones.
  • Con las toallitas el pH natural de la piel de los bebés se recupera rápidamente.
Compartir
Articulo anteriorPorqué sangran las encías
Artículo siguienteCuándo acudir a la urgencia
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta