bebe-jugando.jpg

La mayoría de los accidentes que sufren los niños y los bebés son evitables, es decir, se pueden prevenir, pero, para ello es necesario entrenarse. Los niños no tienen noción del peligro y se someten a situaciones de riesgo todo el tiempo.

Los papás, abuelos, familiares y quienes se quedan a cargo de los niños deben aprender a detectar las situaciones de riesgo y así evitar los accidentes que suceden en la casa, en la calle, en un pase, etc. Eso no quiere decir que nuestros hijos no puedan jugar o investigar.

 En cuanto a los juguetes, debemos recordar el refrán: “Niños pequeños, juguetes grandes”. A partir de los 4 meses los bebés se llevan a la boca todo lo que está cerca de sus manos; por lo tanto, los juguetes deben tener estas características.

.Que no contengan piezas pequeñas que puedan despegarse, ni filos, ni puntas.

•Que no se rompan fácilmente.

• Que sean lavables.

• Que sean de material no tóxico (pintura o telas).

• Que no tengan cuerdas o cordones largos, etiquetas autoadhesivas o filamentos que se despeguen.

Compartir
Articulo anteriorDecorando el cuarto de nuestro bebé
Artículo siguiente¿Qué son las enfermedades cromosómicas?

Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc.
Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)… ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta