Escuchar música a diario es recomendable ya que es muy buena para la salud. La música nos alegra y, en el embarazo, tiene múltiples propiedades en el embarazo. La música en el embarazo puede estimular con música al bebé. A partir de la semana 20 de embarazo, el feto ya puede oír. El periodo que va desde las 27 semanas de gestación y hasta los seis meses de edad es fundamental para el desarrollo del sistema auditivo.

embarazo

La exposición prenatal y regular a una melodía genera cambios neuronales en el bebé que pueden durar varios meses. Los bebés son capaces de aprender a una edad muy corta, y que el efecto del aprendizaje sigue siendo evidente en el cerebro por un largo tiempo. Escuchar música en el embarazo estimula la frecuencia cardíaca en el feto y la producción de endorfinas en la madre. Cualquier música es buena para estimular al bebé. La música barroca, sobre todo los sonidos armónicos y agudos de Vivaldi y de Mozart, calman y relajan al niño.

La música barroca, estimulan las nuevas conexiones de neuronas en el cerebro de los niños, porque son ricas en simetrías y en modelos recurrentes que consiguen desarrollar tanto el hemisferio derecho como el izquierdo, completando sus funciones. Se ha podido observar que ante la música los bebés responden, a través del cambio en el ritmo cardiaco, cambios en los patrones de respiración, movimientos de cabeza, tronco, ojos, brazos y piernas, gestos en sus expresiones faciales. Todas estas reacciones, aún antes de nacer y durante la primera infancia, llevan a concluir que el bebé desde el vientre materno empieza a aprender.

Dejar una respuesta