familia1.jpg

Si bien construir un camino para que un hijo crezca feliz, es sin duda todo un desafío, pero partamos de posibles estrategias para que esto pueda hacerse realidad.Desde pequeñitos intenta enseñarle a respetar a los demás.

No debes echarle la culpa siempre a los demás de las cosas que ocurren. No debes imponer tu voluntad a la fuerza, sino buscar el diálogo sin peleas ni criticas. Trata de recordarle y recordar siempre éstas cosas:

Aprende a compartir, enseñando a prestar y a ayudar.

Busca el diálogo. Para eso es necesario saber escuchar. El diálogo familiar es importante para estrechar lazos entre los integrantes de la familia.

Se responsable. Le permitirá al niño ganar más confianza en si mismo y que los otros confíen el él.

Saber ser paciente. Saber esperar, ser constante porque favorecerá las posibilidades.

• Ayúdale a tu hijo desde pequeño a tener una conducta con disciplina lo ayudará a ser responsable en el futuro.

Enséñale a ser sincero, a utilizar siempre la verdad, a pesar de las consecuencias que muchas veces le traerá.

Ayúdale a tener confianza en sí mismo para que tenga más seguridad, se sentirá más fuerte, valioso y querido.

• Apreciar la alegría del hogar, de estar rodeado de amiguitos, valorando, escuchando, dando espacios para que todos opinen, reconociendo logros, corrigiendo errores y disfrutando cada momento.

Ser tolerante, acercándose a los que piensan distinto.

Edúcalo en la generosidad.

• Alienta y estimula el crecimiento de tus hijos.

Y muchos valores más, que cada uno como padre será capaz de crear y elegir para trasmitirle a tú hijo durante su crianza.

Dejar una respuesta