Continuamos informándote sobre los mitos que existen sobre este tema

MITO: Debo pellizcarme los pezones antes de dar el pecho: Esto es falso. 
Pellizcar los pezones no hará nada más que dolerte, que es precisamente lo que no necesitas antes de dar de mamar. Tus pechos están diseñados para alimentar al bebé, por lo que puedes olivarte de prepararlos.

MITO: Sólo los bebes que toman biberón tienen cólicos.
Desafortunadamente, ningún bebé es inmune a los cólicos, pero si es cierto que muchos digieren mejor la leche materna que las fórmulas, por lo que suelen tener menos problemas de estómago.

MITO: Debo darle los dos pechos cada toma. Aunque usar ambos pechos en cada toma puede equilibrar las reservas, no hace que el bebé reciba más nutrientes. Muchas madres utilizan uno para una toma y el otro para la siguiente. Lo importante es que el pequeño reciba suficiente leche.

MITO: Debes dejar de dar el pecho cuando vuelves al trabajo. Volver al trabajo no significa que debas dejar de amamantar a tu bebé. Puedes seguir haciéndolo por las mañanas y las noches y sacarte la leche y guardarla en un biberón para que la tome durante el día. Los beneficios que le aporta tu leche le ayudarán a combatir los gérmenes y enfermedades de la guardería.

MITO: Tener los pechos grandes facilita dar de mamar. Grandes o pequeños, su tamaño no tiene nada que ver con tu capacidad para dar el pecho. Algunas mujeres se quedan sin leche tras cada toma; otras tienen problemas para conseguir sacar leche durante los primeros días tras el nacimiento, y otras jamás tienen ningún problema. En la mayoría de casos es una simple cuestión de suerte.

MITO: No debería despertar a mi bebé para darle el pecho. El recién nacido duerme mucho, y aunque normalmente te hará saber que tiene hambre puede que no se despierte para hacerlo en las primeras semanas. Necesita entre seis y nueve tomas al día, por lo que deberías despertarlo si toca darle el pecho.

Compartir
Articulo anteriorPerro en casa
Artículo siguienteBreves consejos sobre la alimentación

Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc.
Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)… ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta