caminatas

Para activar la circulación. Objetivo: Oxigenar los tejidos y activar la circulación.

Posición de partida: Mantén la mirada horizontal, evitando mirar hacia arriba y hacia abajo. Colocar los hombros relajados y hacia atrás.

Ejercicio: Anda a paso ligero manteniendo la espalda recta, apretando las nalgas y metiendo el abdomen hacia adentro.

Duración: Haz una caminata de unos 30 minutos al día.

Tonifica los brazos y el abdomen. Objetivo: Trabajar la musculatura de los brazos y el abdomen.

Posición de partida: Con la espalda bien alineada, coloca las manos con los dedos entrelazados debajo del mentón.

Ejercicio: Sin coger aire, eleva y expande el tórax aguantando la respiración al tiempo que tiras de los codos como si quisieras estirarlos.

Duración: Repite el ejercicio 5 veces.

Relaja las cervicales. Objetivo: Estirar la musculatura pectoral y relajar las cervicales.

Posición de partida: Sentada o de pie.

Ejercicio:

  • Se encuentra en tres etapas y cada una se repetirá una o dos veces alternando el brazo o el sentido de rotación.
  • Abre los brazos en cruz mostrando las palmas de las manos bien abiertas. Mantén la posición durante 4 segundos.
  • Relaja los brazos y los hombros realizando un semicírculo con la cabeza hacia delante.

Duración: Realiza 4 veces las tres etapas.

Dejar una respuesta