-

Gran fuente de vitamina C: naranjas, pomelos y mandarinas

naranjas

Además de ser ricas en vitamina C, también contienen fibra y minerales y aportan polifenoles, un antialergénico y antivírico con gran capacidad antioxidante.

Indicaciones:

  • Protegen contra el evejecimiento de la piel debido a su acción antioxidante.
  • Protegen  el corazón, previenen el cáncer y la inflamación en general, así como la aparición de hemorragias.
  • Favorecen la cicatrización de heridas.
  • El ácido fólico que contienen ayuda a prevenir enfermedades neurológicas.

Nuestros consejos:

  1. El zumo debe beberse enseguida, ya que si no parte de sus vitaminas se pierden. Es recomendable dar a los niños un zumo de naranja durante el desayuno.
  2. En la cocina, realza el sabor de las salsas agridulces. La cáscara tiene un sabor fino y exótico.
  3. Una buena forma de prevenir la osteoporosis es consumir naranjas de forma habitual desde la infancia. Su composición rica en calcio, ácido cítrico, magnesio y fósforo la convierten en un alimento esencial para mantener los huesos, los cartílagos y los dientes sanos.
También te puede interesar:
Lactancia: recomendaciones dietéticas
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...