aditivos.jpg

Un estudio pionero, realizado por investigadores británicos de la Universidad de Southampton, han descubierto una relación entre algunos aditivos contenidos en los alimentos y refrescos, y su efecto en la salud mental de los niños, propiciando los casos de hiperactividad y de déficit de atención infantil.

A la luz de estos resultados, la Agencias para la Seguridad de los Alimentos del Reino Unido ha pedido a las industrias de  alimentación del país que dejen de utilizar seis colorantes artificiales en alimentos y bebidas antes de finales de 2009.

aditivo1.jpg

Los seis colorantes sintéticos que piden retirar son: E110, E104, E122,E129, E102 y E124, contenidos principalmente en caramelos y dulces (chuches, helados, mermeladas, pasteles,etc ).

Las investigacionaes apuntan a que la combinación de estos colorantes con el conservante benzoato de sodio, presente en la mayoría de los refrescos con gas, aumenta la hiperactividad en los niños, incluso en  aquellos que no la padecen.

Sin embargo la Agencia Europea para la Seguridad de los Alimentos considera que existan pruebas concluyentes para prohibir este tipo de sustancias en los alimentos europeos.
 

Dejar una respuesta