La kinesiología, es una terapia que interroga al cuerpo a través de un test muscular para detectar la verdadera causa de la afección en cuestión, en
este caso el estrés. De esta manera se puede tratar directamente la raíz que lo provoca, en vez de simplemente aplacar los síntomas superficiales.

Para qué sirve

El kinesiólogo puede detectar si el origen del estrés es de carácter físico, químico o emocional, por tanto será más fácil dar una solución integral. Esta es una terapia ideal para descartar falsas razones que atribuimos al estrés, ya que muchas veces le echamos la culpa a personas (al marido, al bebé, a algunos familiares…), a ciertas situaciones o a la falta de algo material, cuando en realidad puede tratarse del déficit de un nutriente o algo tan simple como un buen descanso.

Cómo se hace

En la consulta debes recostarte en la camilla boca arriba. El terapeuta te coge de las muñecas por detrás, de manera que quedas con los brazos estirados sobre la cabeza. A través de la técnica muscular de testaje te hará preguntas de carácter emocional, o te pondrá elementos en el centro del ombligo para ver cómo reaccionan los músculos de tu cuerpo.

 Además de dar con el centro que origina el estrés, con la misma técnica se testan las terapias complementarias que pueden dar una solución: homeopatía, aromaterapia, flores de Bach, fitoterapia, oligoterapia, acupuntura, etc.

Dejar una respuesta