La aparición de las estrías

1

Como es bien sabido, el organismo sufre grandes transformaciones y cambios durante todo el proceso de gestación. En ocasiones, las modificaciones suelen ser externas, dejando huellas definitivas en la piel, si no se hace todo lo posible para prevenirlas. Hablamos de las estrías, que suelen aparecer fundamentalmente en la tripa, el pecho y las caderas. Éstas son algunas de las más evidentes y, por tanto, las más temidas.

A continuación, apuntaremos algunas recomendaciones que serán de gran utilidad:

a. Conviene aplicar cremas hidratantes y muy nutritivas, específicas para las zonas de riesgo (abdomen, pecho y caderas), desde el momento en que se conoce el estado de buena esperanza. Aunque parezca una exageración.

b. Así, la piel de los senos permanecerá más flexible y nutrida cuando aumenten de tamaño (desde el comienzo de la gestación) o la tripa comience a crecer de forma incontrolada (a partir del quinto mes de embarazo).

c. En verano, el agua del mar y de la piscina, tienden a resecar la piel. Así mismo, los rayos de sol favorecen la deshidratación cutánea. Por estos motivos, habrá que tomar las debidas precauciones. Y es, en estos momentos, cuando más necesitan de nuestros mimos y cuidados, para ello utilizaremos cremas solares con alto grado de protección.

Nota: no debemos olvidar que la piel, al estar más estirada, se quema más fácilmente.

Las estrias durante el proceso de gestación

d. No tenemos que eludir la existencia de pieles de peor calidad, menos flexibles y, por ende, con más tendencia a la rotura de sus fibras. Y, si previo al embarazo, se tenían estrías, será necesario extremar los cuidados al máximo; aún así, es muy posible que no se pueda evitar su aparición.

Nota: este problema se manifiesta con mayor frecuencia en las embarazadas de piel clara, seca o sensible.

e. Digamos que las estrías son consecuencia de la rotura de las fibras elásticas de la dermis, producidas por el aumento del volúmen corporal.

f. Por último, no queda otra que asumir la temida realidad: cuando las estrías se instalan en la piel, son muy difíciles de eliminar. Tan solo se logra, y no en todos los casos, con agresivos peelings químicos, cirugía o laser.

1 comentario

Dejar una respuesta