deshiratacion.jpg

Se llama deshidratación a una excesiva pérdida de agua y sales minerales del organismo.

CAUSAS:

La más frecuente suele ser la gastroenteritis, porque con los vómitos y la diarrea se pierde mucha agua. También pueden causarla las mamaderas mal preparadas, con mucho polvo y poca agua, el consumo insuficiente de agua, la fiebre elevada y la transpiración excesiva.

SÍNTOMAS:

Podemos sospechar que nuestro hijo está deshidratado (los lactantes y los más chiquitos se deshidratan con mucha facilidad) se observamos que está decaído, tiene mucha sed, sequedad de boca y labios, llora sin lágrimas, tiene los ojos hundidos, su piel ha perdido elasticidad, la producción de orina disminuye y la fontanela aparece levemente hundida.

TRATAMIENTO:

Le ofreceremos enseguida una solución rehidratante (se vende en la farmacia sin receta) siempre que sufra gastroenteritis. Si tiene vómitos, hay que dársela a cucharadas cada pocos minutos hasta que deje de vomitar. Si se niega a tomar líquido o si no los tolera y, sobre todo, si presenta algún síntoma de deshidratación, hay que llevarlo a un servicio de urgencias pediátricas donde lo hidratarán mediante un goteo.
 

Dejar una respuesta