infeccion-de-orina-1

Los análisis para detectar la infección de orina. Si crees que tu bebé tiene una infección urinaria pide hora con tu pediatra. Si él coincide con tus sospechas, te pedirá una muestra de orina de tu hijo. Hasta los dos años de vida se suele obtener colocando una bolsita que se adhiere a ambos lados de los genitales, tras limpiar cuidadosamente la zona. Si con este análisis se sospecha que hay infección, para confirmarla se recoge una nueva muestra por sondaje o punción. Para tener un primer resultado, se vierte en un recipiente y se analiza el sedimento urinario o se comprueba su efecto en una tira reactiva, o se visualiza en el microscopio.
 
De todas maneras, la confirmación de la infección la da el cultivo de la muestra, un proceso que individualiza e identifica la bacteria que está provocando la infección. Además, se efectúa un antibiograma que permitirá elegir el antibiótico más adecuado para tratar la infección.
La mayoría de las veces el tratamiento consiste en la toma de antibióticos por vía oral, siempre que no se trate de una infección importante que llegue a afectar al riñón. En este último caso, la administración de los fármacos es por vía intravenosa, que requiere ingreso hospitalario

Dejar una respuesta