Las venas varicosas suelen aparecer en las piernas, pero también pueden aparecer alrededor de la vulva. A menudo palpitan, especialmente a medida que el peso del bebé aumenta durante el embarazo.

¿Cómo prevenirlas?:

• Realizar ejercicios suaves: andar es bueno, ya que ejercita los músculos de las pantorrillas y mejora a la circulación.
• Pon los pies en una posición elevada tan a menudo como te sea posible.
• Si debes permanecer de pie durante un largo período de tiempo, mueve con frecuencia los músculos de las pantorrillas.
• No cruces las piernas cuando te sientes. Dejarlas en reposo sobre un taburete bajo puede ayudarte a aliviar el problema.
• Intenta dormir con las patas inferiores de la cama elevadas unos 15 centímetros.

¿Son peligrosas?:

• Pide a tu médico o comadrona que examine las venas varicosas para descartar trombosis (coágulos de sangre). Si tienes las piernas calientes o te duelen y presentan un color rojizo en una zona aislada, coméntaselo a tu médico.

Dejar una respuesta