La aparición de los primeros dientes suele acarrear algunas molestias para el bebé, que siempre se puede aliviar con algunos consejos.

CONSEJOS:

• Facilitarle mordedores blanditos.

• Algunos mordedores llevan en su interior geles, aptos para ser introducidos en la nevera; al estar más fresquitos ayudan a  disminuir la inflamación de las encías.

• Si estuviera muy incómodo se puede recurrir a analgésicos en supositorios o bien en jarabe.

• Podemos comprar en la farmacia cremas para aplicar directamente en la encia con algún efecto calmante.

• Como la salivación en estos días aumenta de forma considerable, secar suavemente y de manera repetida la barbilla para evitar las irritaciones de la zona.

Dejar una respuesta