Continuamos hablando sobre los reflejos arcaicos o primarios en los recién nacidos. Gracias a ellos se puede explorar la integridad del sistema nervioso del bebé, en lo que se refiere a los movimientos y tono muscular. En el momento de nacer, el bebé dispone de respuestas automáticas ante determinados estímulos que favorecen la adecuación al nuevo ambiente. A estas respuestas se las denomina reflejos y se distinguen entre primarios o arcaicos que desaparecen en unos meses, y los secundarios o respuestas postulares que aparecen posteriormente a lo largo de los primeros meses de la vida y que permanecerán durante la vida adulta.

DIFERENTES TIPOS DE REFLEJOS ARCAICOS O PRIMARIOS (ii):

6. De posicionamiento:
• Qué y cómo es: El bebé trata de levantar el pie para ponerlo sobre una mesa o cama al mantener sus espinillas en contacto con un borde.
• Cuándo: En unos meses dejará de hacerlo.

7. De marcha o deambulación:
• Qué es y cómo es: Si se pone al recién nacido en posición de andar, el bebé realiza movimientos de marcha con las dos piernas como si caminase.
• Cuándo: Este reflejo suele desaparecer entre los dos o tres meses de vida.

8. De incubación del tronco:
• Qué es y cómo es: Es una reacción del lactante al rozar su espalda a lo largo de la columna vertebral; entonces se encorva lateralmente junto con la cabeza hacia el lado estimulado.
• Cuándo: Hacia el quinto o sexto día de vida.

9. Palmar:
• Qué y cómo es: Funciona de forma semejante al anterior. Al poner un objeto en la mano, se provoca una fuerte reacción de presión palmar.
• Cuándo: Desde la 28ª semana de gestación, disminuye a los 10 días y suele desaparecer entre los dos y los cuatro meses de vida.

10. De presión plantar:
• Qué y cómo es: Puede lograrse cuando rozando con un lápiz la parte del dedo pulgar del pie provoca que se flexionen los dedos, llegando incluso a retener el objeto.
• Cuándo: Desde la 28ª semana de gestación y desaparece a los ocho o nueve meses.

1 comentario

Dejar una respuesta