hermanito3.jpgSiempre es una alegría para los padres la llegada de otro bebé, aunque a veces la madre siente que está traicionando el amor de su primer hijo y que nunca podrá querer tanto a su segundo hijo como quiso a su primogénito. Son sensaciones que frecuentemente angustian a la madre pero que se desvanecen con el correr de los meses del embarazo.

A veces tampoco es realmente un momento de felicidad para los hermanos mayores la llegada de un hermano, que requerirá de la atención de los padres y provocará muchas veces resentimientos y mucha angustia. Prepara a tu hijo para la llegada del recién nacido, ayudará a tu bebé a aliviar sus temores y será mucho más fácil que todos compartan la alegría del nacimiento.

Su aceptación va a depender de la forma en cómo se maneje el anuncio del embarazo, la forma de integrarlo durante todo el desarrollo del mismo y la forma de presentárselo después del nacimiento, tratando que la incorporación del nuevo integrante de la familia no cause estragos en el grupo familiar.

1 comentario

Dejar una respuesta