antojo-por-algo-dulce

Las razones por las que sientes antojos no son del todo conocidas, pero algunos consideran que es la forma en la que tu cuerpo manifiesta que sufre un déficit de un determinado nutriente. Un antojo de naranjas podría ser indicativo de que te falta vitamina C. Por contra, si te apetecen sustancias raras, como carbón o la goma, se trata de una patología poco frecuente que es conocida como “pica”.

También puedes descubrir que los alimentos que antes te gustaban tanto ahora no te apetecen nada. Esto, una vez más, puede ser la forma que tiene la naturaleza de manteneros sanos a ti y a tu bebé. Por lo general, estos alimentos coinciden con los que están contraindicados: a muchas mujeres no les apetece beber café, por ejemplo, que tiene muchas toxinas.

No pasa nada por acceder a tus antojos (¡salvo en el caso de apetencias raras, claro!), así que no te preocupes si estás viviendo a base de queso, sandwiches de pavo o latas de sardinas durante una temporadita. Pero como también mucha fruta y verduras y hable con tu médico si tu dieta te preocupa.

Dejar una respuesta