Ten presente que un bebé que se siente protegido, amado y confortado transmite paz y felicidad.  Los brazos y el amor de mamá y de papá lo ayudarán a  sentirse mas seguro en el futuro y tener mas confianza en si mismo.

Razones por las que te necesita tanto:

– Todo bebé recién nacido espera encontrarse con la misma situación de confort que vivió dentro del útero materno.
– El bebé vive nueve meses de embarazo intrauterino y nueve meses de embarazo extrauterino. Pensarlo de esta manera nos puede servir para ponernos en su lugar e imaginar que, por este motivo, necesita un contacto corporal permanente.
– Un recién nacido es capaz de adaptarse a una experiencia hostil, donde no encuentra brazos, ni calor, ni mirada, ni palabras. Pero desplazará sus necesidades hacia modalidades que luego serán difíciles de reconocer y de satisfacer.
– Nadie pide lo que no necesita. Y un bebé que acaba de nacer, aún menos.
– El bebé cuenta con una herramienta maravillosa para comunicarse con los demás: el llanto. Si los mayores no atendemos el llanto, el niño sabrá que está perdido.
– El niño tiene derecho a que sus necesidades básicas sean completamente satisfechas, porque es un ser que depende completamente de los adultos que lo asisten.
– Si no podemos prodigar a un niño pequeño los cuidados que precisa, busquemos ayuda. El problema es nuestro, no del bebé.
– Una madre con un niño muy pequeño puede delegar absolutamente todas las tareas, incluso el cuidado de los hijos mayores. Lo único que es injusto que delegue es el cuidado del recién nacido. Él es quién más la necesita.
– Para permanecer en contacto permantenente con un niño pequeño, toda madre necesita sostén, compañía, apoyo, comprensión y aprobación de sus seres queridos.
– Ofrecer contacto permanente hoy es construir la seguridad interior del mañana, y por lo tanto, construir la libertad y la autonomía de todos, no sólo del pequeño bebé recién llegado.

Dejar una respuesta