-

Los cuidados y la higiene personal

lavarse los dientes

A partir de los dos años, e incluso antes, es una época idónea para que se vayan introduciendo de forma progresiva y sin forzar algunas pautas sobre la higiene y los cuidados de los niños

La hora del baño: La relación de los niños con el baño pasa por fases de lo más variadas. Hay épocas en las que quieren bañarse continuamente, mientras que otras parece que hayan cogido aversión al agua. En ambos casos, se trata de acabar consiguiendo un equilibrio que les permita darse cuenta de que el baño, antes de cenar, les ayuda a asearse, pero también a relajarse y divertirse después de todo un día sin parar. Si le dejamos algunos juguetes flotando en el agua, el juego estará asegurado. Entonces, puedes alargarlo y dejar que esté más rato en el agua.

Lavarse los dientes: No suele gustarles al principio, por eso no debemos desistir en nuestro intento de que cada noche, antes de dormir, cojan el cepillo y se lo pasen por los dientes. Sí, porque primero se limitarán a eso, y ya es bastante. En efecto, los especialistas coinciden en afirmar que se trata de que cojan el hábito más que de que realicen una higiene dental exhaustiva los primeros años. Además, si el hábito no se crea, a la larga sí que puede dar lugar a la aparición de caries así como de problemas más graves debidos a los residuos de leche que se quedan en las encías y destruyen el esmalte de los dientes, aunque estén en formación.

  • ¿Cómo hacerlo?

Primero puedes ayudarles tú, y después lavártelos junto a ellos para que te imiten. Es mejor que utilicen un cepillo de cerdas naturales muy suaves, flexibles y redondeadas. La cabeza ha de tener el tamaño de tres dientes como máximo. La pasta dental no es recomendable antes de los dos años, pues tienden a tragársela, lo cual promueve la aparición de manchas en los dientes permanentes. Introdúcela cuando sea capaz de escupir.

También te puede interesar:
Castigos que no enseñan (II)
También te puede interesar:
La niñez en el mundo de hoy

Lavarse las manos antes de comer: Como muchos otros, éste es un hábito que si lo empiezan a realizar desde pequeños lo mantendrán toda la vida. Lavarse las manos antes de cualquier comida es una práctica higiénica y muy saludable, pues se sabe que muchas de las infecciones que se contagian podrían evitarse con este simple gesto ya que las manos son una de las vías de transmisión de enfermedades más importante.

Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Juegos esenciales para el desarrollo físico y mental

Los juegos infantiles son esenciales para la evolución y el desarrollo físico y mental de los niños. Además de ser las primeras oportunidades para...

Nuevo Bugaboo Bee 6, mas compacto y confortable

El nuevo Bugaboo Bee 6 ya está aquí. Una sillita de bebé que ha sido diseñada para ser más compacta, confortable y fácil de...

¿Qué batidora comprar para hacer papillas para bebés?

Las papillas son muy importantes para los bebés, ya que aportan proteínas y nutrientes, beneficiando su desarrollo. También son una forma de estimular en...

Defensas de los niños: ¿cómo se pueden reforzar?

Para reforzar las defensas en los niños es primordial llevar un estilo de vida saludable, es decir tener buenos hábitos y una dieta equilibrada....

Microespuma, técnica para acabar con las varices sin cirugía

El embarazo suele ser uno de los momentos más maravillosos de cualquier mujer, pero también tiene sus problemas. Uno de los más frecuentes es...