Los dientes de leche: cómo aliviar las molestias del bebé

3

1.- El bebé necesita morder objetos constantemente. Para lograr paliar o disminuir el dolor que padecen sus encías, podemos darle un mordedor de plástico que contenga agua en su interior y no cualquier otro líquido, ya que el bebé podría morderlo y tragar lo que contenga.

El frío le calma, entonces lo podremos guardar en la nevera pero no en el congelador pues, si está duro, puede endurecer la encía dificultando la salida de los dientes.

Es muy importante no atar el mordedor al cuello del pequeño. Podría ahogarse.

Los dientes de leche

2.- Hay que tener mucho cuidado con la temperatura de los alimentos pues no han de estar demasiado calientes.

3.- Podemos masajear la zona de las encías que esté inflamada con la punta del dedo envuelta en una gasa estéril. Si el niño tiene más de seis meses, además podrá añadir gel gingival.

4.- Es igual de importante limpiar la carita del niño con un pañito suave para quitar las babas evitando la aparición de un sarpullido.

5.- En caso de que estas recomendaciones no logren calmar el malestar del pequeño, puede acudir a su farmacia más cercana. El farmaceútico le aconsejará un producto específico para estos casos.

3 Comentarios

Dejar una respuesta